User Tools

Site Tools


visitarvalladolid

Qué ver y qué comer en Valladolid

He planificado una visita a Valladolid de un día de duración. Los fanáticos de Valladolid me comentarán que hay mucho que ver, y que un día no es suficiente, pero la realidad se impone y muchos turistas vienen sólo un día a ver la ciudad. Para ellos he hecho esta guía, que intenta ser una visita guiada por los sitios clave de la ciudad, con paradas planificadas para disfrutar de una buena mesa.

La visita está pensada para realizarse sin agobios, como un tranquilo paseo, porque quizá la calidad de vida es lo más destacable de la ciudad, y empaparse de ella debe ser uno de nuestros objetivos.

Hemos hecho un plano en google maps de la visita que puede consultarse aquí:

La visita

La estación

Estacion

He supuesto que comenzamos el viaje en la estación. Incluso si se viene en coche es un buen punto de partida: en la propia estación hay un parking.

Si llegais en tren, subir en las escaleras mecánicas: a lo lejos se verá un edificio circular de ladrillo impresionante: es un aparca-trenes de la época del vapor. Uno de esos edificios singulares que deberían recuperarse para el público.

El edificio de la estación es de 1891. Su aspecto as muy similar al de otras estaciones de españa: la estación de Príncipe Pío de Madrid –antigua Estación del Norte– o la de Medina del Campo.

Como curiosidad, en el fronton de la fachada aparece el escudo de Valladolid junto a dos figuras femeninas, símbolo de las dos principales actividades ecónomicas de la época: la Industria, representada por la figura que lleva la rueda dentada y la agricultura, que porta una especie de colmena.

Edificio de Caballerías y estatua de Zorrilla

Academia de Caballería

No podemos pasar por Valladolid sin rendirle pleitesía a José de Zorrilla, el autor de “Don Juan Tenorio”. El pobre pasó en vida más hambre que vergüenza, y luego vamos y le hacemos una estatua. En fin.

Justo enfrente está el edificio de la Academia de Caballería. No nos dejemos impresionar por el aspecto del edificio, es de 1920; estilo historicista.La base es de granito y el resto de arenisca. A destacar que está inspirado en el Palacio de Monterrey de Salamanca y el edificio de la Diputación de Palencia.

Casa Cervantes

Casa Cervantes

Si tenemos tiempo, puede ser una buena idea desviarnos hasta la Casa de Cervantes, que se encuentra en la calle Rastro. La idea es llegar a la Plaza Mayor con un poco de hambre, para tomar unas tapas.

Se trata de la casa que Cervantes ocupó durante su estancia en Valladolid, convertida hoy en museo.

La casa ofrece un espacio ajardinado en una zona céntrica de Valladolid, un remanso de paz.

Plaza Mayor

Plaza Mayor

Yendo por la calle de Santiago –la calle más comercial de Valladolid– llegaremos a la Plaza Mayor: uno de los espacios más conocidos por todos los Vallisoletanos.

Y así, sin comerlo ni beberlo, nos hallamos ante los orígenes del urbanismo en España. Tras el incendio que destruyó la ciudad en 1561, al día siguiente, el concejo de la ciudad acordó otorgar a Francisco de Salamanca el diseño de la reconstrucción de la zona dañada por el incendio.

En ese estudio se plasma la idea de una gran plaza porticada que alojaría el Ayuntamiento y donde se ordenarían los distintos gremios.

En la actualidad el único gremio que florece por la zona es el de la restauración, para deleite del que os escribe. Tenemos unos bares de tapas estupendos; no hay que dejar la ocasión de pasar por alguno de ellos. Yo os recomiendo mi favorito: Los Zagales. Pediros una piragua de mar o unos aromas y ya vereis. O el sencillo bocata de morcón con setas1) está magnífico: una mezcla de la fuerza del morcón con la suavidad de las setas a la plancha, que además dejan bien satisfechos a los más hambrientos.

No obstante, os recomiendo otros no me vayan a decir: justo del otro lado encontrareis la Villa Paramesa, y callejeando está La Troya, La Mina y un poquito más lejos el Milvinos, entre otros muchos más.

La catedral

Catedral de Valladolid

Se trata de una obra inacabada, por falta de recursos y porque se invirtió mucho dinero en la cimentación.

El arquitecto fué Juan de Herrera –estilo herreriano, lo habeis pillado–. En su interior hay un retablo de Juan de Juní. Merece la pena entrar a espiar.

La idea inicial era comenzar a construir la catedral por un lado mientras en el mismo solar aún se usaba la antigua colegiata para el culto. Progresivamente, a medida que avanzaran las obras, se iría demoliendo la antigua colegiata. Esa idea puede verse plasmada en la foto que se acompaña, ya que aún pueden verse los restos de la antigua colegiata en uno de los extremos de la obra.

Como curiosidad, la torre sur, la única que se conserva, fué levantada mucho más tarde que el conjunto de la obra, en el siglo XX.

La Antigua

Iglesia de La Antigua

Una de las iglesias con más historia de Valladolid. Al parecer fué donada por el propio Conde Ansúrez, el repoblador de la ciudad, aunque de esa construcción original ya no queda nada.

Se trata de un edificio que tiene una mezcla de estilos: galería y torre románicas, y el resto del edificio gótico, posiblemente reedificado durante el reinado de Alfonso XI de Castilla.

Como curiosidad, la planta tiene varias irregularidades. Las teorías son varias: intentar aprovechar cimentaciones anteriores, cambio en las decisiones de construcción, o errores.

Ha sufrido varias reformas, posiblemente la influencia del río Esgueva -sí, por aquí cerca pasaba un río que se ha desviado-.

Reforma importante la del XVI, para evitar la ruina del edificio. En 1552 se realizó el retablo principal por Juan de Juni.

Plaza San Pablo

Si aún nos queda tiempo antes de comer, podemos pasarnos por esta plaza, que tiene dos edificios interesantes:

La plaza de San Pablo alberga tres edificios singulares de Valladolid: el Palacio Real, el Palacio de Pimentel y la Iglesia de San Pablo.

Esta ultima tiene una impresionante fachada de estilo gotico isabelino.

Parada y Fonda

Según mis cálculos, puede ser el momento perfecto para parar la visita y dedicarse a los placeres de la mesa. Aunque si no queremos, aún se puede visitar la Plaza de San Pablo –ver abajo más detalles sobre la visita–.

Para comer, aquí van mis recomendaciones:

  • En plan super-super-bien: Don Bacalao, Ramiro's, restaurante del Auditorio Miguel Delibes. Don Bacalao está céntrico; cerca de la plaza de San Benito (otra visitilla que se puede hacer), los otros dos están más apartados, no obstante, se puede ir en Taxi, en Valldolid el paseo cuesta unos cinco euros. Si os decantais por éstos últimos, os recomiendo Ramiro's: está en todo lo alto del museo de la ciencia, 11 pisos que tienen una de las mejores vistas de Valladolid, exceptuando la del Duque de Lerma, claro. Tiene un menú degustación por 60 euros que está muy bien, ya que recrea los sabores típicos de la tierra, pero con otras texturas y presentaciones.
  • En plan bien: Figón de Recoletos, La Pedriza y La parrilla de San Lorenzo. Yo he comido en La Parrilla, un lechazo estupendo y bastante bien de precio: de los otros dos me han hablado, pero no los conozco.
  • En plan tapas: nos volvemos a la plaza mayor y buceamos por la zona. En muchos sitios sirven los pinchos en mesa también. En este sentido recomiendo comenzar por “Los Zagales”: está en la plaza mayor y tiene varios premios de concursos de pinchos nacionales, luego seguiría por La Troya, La Mina y La Villa Paramesa. Están cerca. La Villa Paramesa es perfectamente recomendable también: sus pinchos son muy innovadores. Ver el mapa que he preparado para no perderse

Tarde en el Museo de Escultura y "pa casa"

Pórtico del Museo de Escultura, en el Colegio de San Gregorio

Sólo por el impresionante pórtico de estilo isabelino ya merece la pena acercarse a este museo, que tiene carácter de nacional, no lo olvidemos.

En este museo nos encontraremos todas las recopilaciones de obras del estado español, con obras desde la Baja Edad Medi hasta el siglo XIX, procedente de donaciones, depósitos, adquisiciones del Estado y obras procedentes de desamortizaciones.

El museo es uno de los más antiguos españoles, y alberga tallas en madera de gran calidad, aparte de una pila baustismail de Melgar de Arriba.

El edificio que alberga el Museo, el Colegio de San Gregorio, es un edificio singular de Valladolid.

Información Útil
Teléfonos 983 25 03 75 / 983 25 40 83

Referencias

1)
este tiene el añadido de que se puede hacer en casa
visitarvalladolid.txt · Last modified: 2016/07/18 00:16 by rlunaro